Guest Posts

Post Invitado: Dany Restrepo

Ser feliz es saludable. Para nadie es un secreto que en los últimos años los medios nos bombardean con esa necesidad y obligación de vivir una vida saludable. Hace muchos años que decidí dejar atrás la televisión, la radio y las revistas, pero lo encuentro en todos los lugares: en la fila del supermercado vemos la revista con el cuerpo maravilloso incluyendo algunos retoques de Photoshop, retándonos a parecernos. Luego miro el facebook de todas mis amigas e incluso amigos que decidieron que la batalla ahora no sólo será contra un alcalde, contra el maltrato, sino contra el gluten, las salsas, la carne, la grasa, el azúcar, las gaseosas. Dentro de poco encontraremos marchas nacionales contra el gluten. Alguna vez hace mucho me prohibieron los 5 alimentos de mi canasta básica. La leche, el pan, el café, la coca cola y los chocolates. Mi colon solo empeoró y empeoró hasta que un médico me dijo que mi colon siempre iba a estar mal si yo no era feliz y de manera contundente no soy feliz sin esas cosas. Y ahí está la clave. La felicidad no adelgaza ni engorda, pero es saludable. Tengo 38 años, 1 trabajo tiempo completo y 3 emprendimientos en curso. Me declaro adicta a la coca cola, las buenas hamburguesas y la pizza. Aunque también disfruto de las verduras y los jugos soy de aquellas que aun considera que la ensalada es un acompañamiento. Sin embargo, como quínoa, panes integrales y batidos porque los disfruto. Hago entrenamiento funcional e intento ir en bicicleta a mi trabajo cuando tengo pico y placa. Comencé a hacer yoga todos los días hasta que el tiempo no me lo permitió y ahora solo hago dos veces por semana. Del yoga me gusta que es fuerte y la vez te relaja, además de los buenos amigos que haces en el camino. Llevo dos años y aún no logro un cuervo o una parada de manos, pero eso no me estresa. En realidad, estresarse no es saludable. Y tal vez eso es lo que más disfruto de mis amigos cercanos en clase. La gente no va a frustrarse, va a intentar. Busqué de muchas formas hacer algunos capítulos de mi vida más saludables. Nadie quiere llegar a viejito acabado…y en esa búsqueda descubrí un mundo, para mi mágico: la aromaterapia. Inicié trabajando autodidacta con esencias y luego pasé a los aceites esenciales. Su poder me atrae mucho, no lo puedo negar. Es increíble para mí además ver cómo podemos lograr sentirnos bien en el momento pero acumular todos sus beneficios también para después. Para mí, son medicina para el cuerpo, la mente y el alma. Ahora curso algunas certificaciones de aromaterapia, dicto talleres, diseño productos y siento una gran felicidad cuando esto no solo causa un beneficio en mí sino en mis amigos y clientes. La energía y concentración que nos da el limón, la felicidad de la bergamota, la calma de la lavanda, el aire limpio del árbol de té, una inhalación de eucalipto…todos traen consigo bienestar, natural y cierto. Me encanta la iniciativa de Gaby de ayudar al universo a llevar una vida más sana y estar abierto a sea cual sea la forma que se acomode a cada uno…Para mí la principal es sencilla: COMENZAR.

 

Dany Restrepo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s